Consejos para salseros

Manual del Bailador (Artículo de opinión)

inicio

 

Bailar Salsa no solo requiere conocer bien el ritmo de la música, conocer bien las figuras, los giros, etc... También requiere saber comportarse en una pista de baile. Algunos/as bailadores/as olvidan que el baile es un acto social, y que eso implica tener en cuenta que no estamos solos bailando, sino que hay otros seres vivos alrededor. Seguidamente proponemos algunas pautas de comportamiento que, sin duda, harán del baile social algo más placentero para todos/as:

1. Para el chico:

Entramos en una salsoteca y, pasado un rato, nos apetece bailar con alguna chica que no conocemos. Antes hay que haber observado si ella ha bailado con alguien previamente, es decir, si sabe o no sabe bailar. Si no ha bailado en toda la noche, puede que no sepa, que no le apetezca, o que sea principiante y se sienta incómoda (caso A). Si ya has visto como baila, entonces ya sabes que, al menos, no tendrás esos impedimentos (caso B).

En ambos casos (A o B), la estrategia consiste en acercarse a ella y preguntarle: ''te apetece bailar?''. Ante esto pueden ocurrir dos situaciones:

Caso A1: ella te responde: "no". Lo mejor es no insistir.

Caso A2: ella te responde, "no se... ". En ese caso se le propone bailar cuatro pasos para ver como se desenvuelve el baile.

Caso A3: ella dice ''no se...'' y, súbitamente, de detrás de ella surge un armario ropero de dos metros veinte que la toma por la cintura y le da un beso. En tal caso, huye y no te aproximes más por esa zona.

Caso B1: ella te responde, "no". En tal caso, la apuntas en tu lista negra y te vas.

Caso B2: ella te responde, "si". En ese caso, no exteriorices mucho tu estado de alegría. Sales a la pista con ella. Recuerda que cada canción de salsa tiene una introducción, un montuno y un guajeo. No te pongas a hacer figuras y acrobacias desde el principio. Tantéala, hazle un par de cross-bodies, observa como gira, dale una vuelta, otra gratis, pero no más. Ve aumentando la complicación poco a poco. Si en algún momento ves que ella se siente forzada o incómoda, baja la intensidad del baile. Si ves que ella te sigue el ritmo, suéltala en el montuno para que ambos podais jugar con pasos libres. Estate atento, puesto que en el guajeo tienes que volver a bailar en pareja. Una vez finalizado el baile, le das las gracias y le acompañas a su lugar de origen (no a su casa, ladrón!!).

Caso B2 (consejos): Recuerda que, en cada cross-body, debes mirar atrás para antes cerciorarte hacia donde vas a llevar a la chica. Puede que, sin darte cuenta, durante el cruce lleves a la chica hacia una zona en la cual ya hay otra pareja bailando. A nadie le gusta que le invadan su espacio. Debes estar al corriente de las parejas que te rodean en todo momento. Así evitarás codazos, patadas o muertes innecesarias... y ella te lo agradecerá. Procura mantener la misma linea de baile en todo momento, tanto en dirección como en longitud. Recuerda también que el sudor es molesto, no solo para ella, sino también para el baile. Procura tener las manos secas de sudor, eso ayudará a tener un mejor control de la chica en los giros. Lleva una pequeña toalla, o una muda para la parte de arriba.

2. Para la chica:

Entras en una sala y, pasado un rato, te apetece bailar con algún chico. Lo primero que debes hacer es alejarte de la barra, dejar de beber como una descosida y mostrarte predispuesta y expectante al margen de la pista de baile. No pasará mucho tiempo hasta que alguien te pida un baile. Al igual que los chicos observan a las chicas, tu también debes haberte cerciorado antes del nivel de baile del chico que te solicita bailar. Aquí es donde la simetría chico/chica se rompe. Si bien un bailador experimentado insiste en bailar con una chica principiante (caso A2), es positivo que los chicos iniciados saquen a bailar a cualquier chica (de cualquier nivel). Chicas, recordad que la salsa es muchísimo más dificil para el chico que para la chica (principalmente en los primeros meses de aprendizaje). El chico iniciado, mientras intenta llevar el paso, debe estar pensando en la figura que va a indicarle a la chica en los ocho tiempos del compás siguiente. Recordad: mientras el chico os está haciendo una figura, su mente debe estar maquinando la siguiente. Mientras que la dificultad del baile de pareja de la chica radica en el tiempo de reacción frente a una señal, la dificultad del baile del chico radica en la capacidad de anticiparse mentalmente a la figura siguiente sin perder la coordinación de los movimientos que está ejecutando en ese preciso momento. Se oye con frecuencia la frase ''es que en la salsa no hay chicos...''. Muchos chicos iniciados abandonan al no darles la oportunidad de bailar en pista, ya sea por activa (diciendo ''no'', Caso B1 , ante una petición de baile) o por pasiva (solo sacando a bailar a los chicos más experimentados). Recordad, los iniciados de hoy serán los experimentados de mañana. Es una inversión que depende de vosotras.

Consejo C1: Aceptad siempre un baile de cortesía.

Consejo C2: Anillos, pendientes grandes, collares largos y demás artilugios de bisutería: evitad llevarlos. La salsa es rápida en muchas ocasiones. Eso hace que el chico tenga que recurrir a tomar enérgicamente a la chica por los dedos y se pueda hacer daño con alguna piedra de anillo, o que en un giro de la chica su largo collar le de un latigazo en la cara al chico.



Álvaro
inicio

Asociación Salseros BCN

salsa en barcelona